Cargando...
 
 
 
articulo Vacunas - Thinklemon

¡Vacunar es prevenir! ¡Y las vacunas también son cosas de adultos! A pesar de que existe una concienciación plena en cuanto a la vacunación infantil, no sucede igual en lo que a la vacunación de los adultos se refiere.


¿Por qué son tan importantes las vacunas?

La vacunación es una de las estrategias más efectivas en prevención primaria y es uno de los mecanismos que más ha contribuido a la lucha contra enfermedades infecciosas. Por ejemplo, gracias a las vacunas se ha podido erradicar en todo el mundo la viruela, una de las enfermedades infecciosas que mayor número de muertos ha causado a lo largo de la historia de la humanidad.

¿No sirve la vacunación infantil para el adulto?

A pesar de que la vacunación infantil nos protege de muchas enfermedades, algunas de ellas requieren una dosis “de recuerdo” y en otras es preciso la vacunación de forma periódica.

¿Qué ventajas supone llevar a cabo la vacunación?

La vacunación evita la aparición de enfermedades, tanto víricas (gripe, herpes zóster) como bacterianas (neumonía por neumococo).

¿De qué se debe vacunar un adulto?

El calendario vacunal del adulto comprende las vacunas frente a:

  • Sarampión.
  • Rubéola.
  • Parotiditis.
  • Gripe.
  • Tétanos.
  • Meningococo C.
  • Difteria.

En situaciones de riesgo, también está contemplada la vacunación frente a las hepatitis A y B.


¿Hay otras vacunas que también puedan ser necesarias?

Además de las vacunas referidas anteriormente, puede ser necesario recurrir a otras vacunas en función de determinadas profesiones de riesgo, desplazamientos a países donde haya enfermedades de las cuales sea necesario protegerse o la existencia de heridas accidentales que hacen que sea necesario adelantar las vacunas de recuerdo.

¿Todos los adultos están vacunados correctamente?

No, probablemente por la falta de información. Se estima que 3 de cada 10 adultos españoles no se ha vuelto a vacunar desde la infancia. ¡Y esto supone un riesgo! Por ejemplo, la vacunación incorrecta frente al tétanos hace que corramos un riesgo innecesario frente a la aparición de una herida.

¿A qué edades hay que vacunarse?

Durante toda la vida, teniendo especial atención en las personas que pertenecen a determinados grupos de riesgo.

Entre los grupos más vulnerables se encuentran las personas mayores de 50 años y los enfermos que sufren patologías crónicas, como problemas respiratorios o enfermedades cardiovasculares.


¿En qué enfermedades es preciso aplicar una dosis de recuerdo?

En el tétanos y difteria del adulto una dosis cada dos años.

Para tener en cuenta

Si duda sobre cuál es la situación actual de su programa de vacunación póngase en contacto con su médico de Atención Primaria.
 

Imágenes y Vídeos

 
Scroll to Top